Qué son las Soft Skills y por qué son tan importantes

Puedes ser un experto en informática, ciencias, historia, etc., pero para alcanzar el éxito personal y profesional necesitas algo más que experiencia en tu especialidad. Actualmente las empresas requieren habilidades añadidas a la capacitación técnica en los trabajadores, entre las que cabe destacar la comunicación escrita, la resolución de problemas, la capacidad para trabajar en equipo, etc.

 

A día de hoy las habilidades técnicas e informáticas, a menudo consideradas como las más importantes en el mercado laboral, son igual de fundamentales que las soft skills.

 

Las soft skills se definen como una combinación de rasgos de personalidad, comportamientos y actitudes sociales que permiten que las personas se comuniquen de manera efectiva, colaboren y manejen con éxito los conflictos. Las personas con buenas soft skills tienden a tener una gran conciencia situacional e inteligencia emocional para desenvolverse en entornos de trabajo difíciles y, al mismo tiempo, producir resultados positivos. Esto es especialmente importante para los puestos de liderazgo, ya que se trata más de administrar personas y dirigir sus esfuerzos hacia el resultado deseado que de aplicar habilidades técnicas específicas.

 

Otro beneficio de las soft skills es que ayudan a adaptarse a circunstancias cambiantes. Ser capaz de comunicarse de manera eficaz durante un momento de incertidumbre o de colaborar para alcanzar una solución es muy importante.

 

Dadas sus muchas aplicaciones, no es de extrañar que las organizaciones estén adaptando sus procesos de selección para evaluar las habilidades sociales de los candidatos, junto con las capacidades técnicas, durante las entrevistas.

Soft Skills

Las 7 soft skills necesarias en los entornos de trabajo actuales

1) Habilidades de liderazgo

Las empresas necesitan profesionales que puedan supervisar y dirigir a otros trabajadores. Quieren empleados que puedan cultivar relaciones hacia la dirección, hacia los puestos base y a lo largo de la cadena organizativa. Los líderes deben evaluar, motivar, alentar y disciplinar a los trabajadores, así como formar equipos, resolver conflictos y transmitir la cultura de la organización. Comprender cómo influir en las personas y adaptarse a sus necesidades es un elemento esencial del liderazgo.

2) Trabajo en equipo

La mayoría de los trabajadores de una empresa forman parte de un equipo, departamento, área o división; pero incluso aquellos que no están en un grupo de trabajo necesitan relacionarse y colaborar con otros empleados. Aunque en ocasiones prefieras trabajar solo, es importante demostrar que comprendes y aprecias el valor de unir fuerzas y trabajar en equipo para lograr los objetivos de la empresa. Esto evidencia que posees las habilidades sociales necesarias para participar en una colaboración productiva.

3) Habilidades comunicativas

La comunicación exitosa se basa en los siguientes pilares fundamentales:

  • Comunicación verbal: capacidad para hablar de forma clara y concisa
  • Comunicación no verbal: habilidad para proyectar un lenguaje corporal y unas expresiones faciales positivas
  • Comunicación escrita: aptitud para redactar mensajes de texto, informes y otros tipos de documentos
  • Comunicación visual: transmitir información mediante imágenes y otras ayudas visuales
  • Escucha activa: sin ella, cualquier esfuerzo de comunicación será unidireccional y probablemente ineficaz

4) Habilidades para resolver problemas

Los errores, imprevistos, baches en el camino y obstáculos son parte del trabajo y representan oportunidades de aprendizaje. La capacidad de encontrar respuestas a problemas urgentes y aportar soluciones viables, demostrará que puedes sobresalir en tu trabajo. Solventar los errores y asimilar lo que aprendiste de ellos es una parte importante en la construcción de un currículum de soft skills.

5) Ética en el trabajo

Tan importante es llevar a cabo las tareas asignadas como hacerlas con la máxima profesionalidad y dedicación: cumpliendo los horarios de entrada y salida, ajustándote a los plazos, minimizando errores, de manera disciplinada y confidencial, etc. Además, hacer un esfuerzo adicional demuestra que estás comprometido a realizar tu trabajo con excelencia.

6) Flexibilidad y adaptabilidad

Hoy en día las empresas deben realizar cambios rápidos (y a veces drásticos) para seguir siendo competitivas. Por lo tanto, buscan trabajadores que también puedan aumentar el ritmo o cambiar de sentido según sea necesario. A medida que las organizaciones se han vuelto menos jerárquicas y más ágiles, necesitan que los empleados puedan llevar a cabo muchas tareas diferentes y asumir responsabilidades incluso fuera de su área de especialización.

7) Habilidades interpersonales

Es una categoría muy amplia de habilidades personales que incluye, entre otras, la construcción, desarrollo y mantenimiento de relaciones, así como el uso de la diplomacia entendida como la predisposición a llevarse bien y tratar con respeto a los demás. También incluye dar y recibir críticas constructivas, ser tolerante y respetuoso con el resto de opiniones de los demás, y ser empático.

La mayoría de personas a menudo se enfocan específicamente en las habilidades o competencias técnicas al planificar su desarrollo profesional, pero descuidar las soft skills puede dificultar el éxito en puestos futuros que requieren un alto grado de inteligencia emocional e interacción social. En otras palabras, cualquier puesto de liderazgo.

CURSOS GRATIS

PLAN ESTATAL 2021

PLANES REGIONALES